Entrevista con Daniela Fries

Entrevista con Daniela Fries

Daniela Fries
Daniela Fries es una profesora, amante de los idiomas y, como ella mismo se define, una profesora sin lugar fijo de trabajo: vive viajando y enseñado alemán. Puedes saber más sobre ella en su blog Language Journeys y en su página de Facebook.

¿Cuál es tu profesión principal?

Profesora de alemán.

Respecto a la enseñanza, ¿dónde trabajas actualmente?

Freelancer a jornada completa, trabajo solo online.

¿Cómo comenzaste a impartir clases online?010

Descubrí Italki en verano de 2012 y durante los primeros cuatro meses lo usaba solo como estudiante. Después de algún tiempo pensé que podría impartir clases también y me registré como profesora. Entonces, mi único objetivo era ganar suficiente dinero para poder pagar mis propias clases de idiomas. Sin embargo, después de poco tiempo me di cuento de que ese trabajo me gustaba mucho más que el empleo como enfermera que tenía entonces en Alemania. Ya había impartido clases de alemán e inglés en Brasil en los años 90 y siempre había querido trabajar con idiomas. Ahora Internet me dio esa oportunidad. Poco a poco reducí mis horas de trabajo en la clínica y en octubre de 2014 renuncié completamente. Desde entonces trabajo solo online.

¿Cuál fue tu mayor dificultad al principio?
Parece increíble pero en cuanto a los alumnos no tuve dificultades. Inmediatamente después de registrarme en italki, tuve mis primeros alumnos y su número creció continuamente. Puede ser que tengo la ventaja de que el alemán es un idioma muy solicitado de momento. Solo fue un poco difícil escoger materiales adecuados al principio y a menudo necesitaba treinta minutos de preparación para cada clase que impartía.
¿Cuáles son las mayores ventajas, en tu opinión, de dar clases online?
Soy una persona introvertida y así, no tener que salir de mi casa para trabajar es la mayor ventaja para mí. Además, me siento mucho mejor cuando puedo trabajar 1:1. Trabajar en o con grupos siempre me ha extenuado. También me gusta que puedo trabajar con gente de todo el mundo y que aprendo mucho de la cultura de mis alumnos. Es un gran enriquecimiento para mi vida.
¿Cuáles son los mayores inconvenientes, en tu opinión, de dar clases online?
El mayor inconveniente es depender tanto de la tecnología. Si hay un problema con Internet, no puedo trabajar. Por suerte, no he tenido grandes problemas hasta ahora. Me pasó solo una vez que la luz se fue y volvió solo después de 24 horas.
¿Crees que cualquier profesor “presencial” puede enseñar online?

Creo que cualquier persona puede enseñar online, depende de la personalidad y la voluntad de aprender cosas nuevas. Claro que se necesita conocer su idioma materno bien pero personalmente no confío tanto en personas que presentan una larga lista de calificaciones en su perfil. Escojo mis propios profesores por simpatía y por las cosas que tenemos en común. Por ejemplo, todos mis profesores actuales se consideran estudiantes también y están tan fascinados por los idiomas como yo.

¿Que sistema usas para enseñar online: libros de texto , materiales propios,…?

Prefiero trabajar con libros de texto pero ofrezco clases de conversación también en las cuales trabajo con textos o vídeos nativos. Tengo algunos materiales propios pero normalmente pienso así: Los libros de textos fueron escritos por un equipo de profesionales, tienen una estructura y ofrecen una variedad de temas. Entonces, ¿por qué no usarlos? Mis alumnos deciden que quieren hacer en clase y que quieren hacer solos. Siempre intento dar prioridad a la conversación y ofrecer correcciones sin intimidar al alumno.

¿Crees posible ganarse la vida trabajando únicamente en la enseñanza online?

Claro que sí, pero depende un poco del idioma. Es más fácil cuando se enseña un idioma muy solicitado. Sin embargo, el mundo es tan grande y las personas estudian todo tipo de idioma. Por ejemplo, de momento estudio el húngaro, el checo y el ucraniano, todos “idiomas pequeños”. Creo que Internet y la enseñanza online van a tornarse todavía más importante el los años que vienen.

¿Desde dónde sueles dar las clases online? (en tu cuarto, en una escuela, en tu otro trabajo,…)
Trabajo desde mi casa – o sea desde la casa donde me quedo actualmente.
¿Aprovechas tu trabajo online para viajar o mudarte de ciudad/país?
Pasé unos 18 meses viajando por Europa mientras impartía clases. De momento estoy en Portugal por un año pero a partir de 2017 voy a vivir como nómada digital nuevamente. Me gusta ese estilo de vida y mi trabajo actual me da esa libertad. Estoy muy agradecida por eso.
¿Qué formas piensas que son más prácticas para encontrar alumnos?
Creo que al principio la forma más práctica es usar un website como italki. Cobran 15% de tus ingresos pero vale la pena. También hay grupos en Facebook donde se puede encontrar alumnos. Por ejemplo, soy miembro de un grupo para el aprendizaje de húngaro donde participan también profesores de húngaro. No es raro que aparezca una solicitud de alguien que busca a un profesor.
¿Cómo gestionas los cobros a tus alumnos?
En mi caso, es muy fácil porque ofrezco mis clases solo en Italki. Ellos se preocupan de todo y me mandan mi dinero dos veces por mes usando PayPal.
¿Cómo gestionas el dinero que ganas respecto a los impuestos?

De momento estoy registrada como autónoma en Portugal. No es mi país natal y no me gusta hacerme cargo de los impuestos y todo que tiene que ver con esto. Por eso, tengo una asesora fiscal que hace todo para mí. Cuando salga de Portugal el año que viene no voy a pagar impuestos mientras viajo. Esto es perfectamente legal, personas que no tienen residencia en ningún país no necesitan pagar impuestos (excepto que sean americanos). En el mundo de la burocracia todavía no existe el concepto del nómada digital. Mi país natal, Alemania, exige que me quede allí por lo menos 180 por año para ser considerada contribuyente (y para poder registrar un negocio). Y necesitaría alquilar por lo menos una habitación, no aceptan personas que viven en apartamentos de AirBnB.

¿Qué herramientas usas para las clases?
Imparto mis clases usando Skype y uso GoogleDocs para escribir correcciones y explicaciones en clase. También dejo enlaces en los GoogleDocs donde mis alumnos pueden bajar los materiales que necesitamos en la clase. Es más práctico que mandar todo por email.
¿Qué consejo le darías a las personas que comienzan a trabajar en la enseñanza online?
Hacer todo paso a paso. No es una buena idea renunciar al trabajo sin tener ingresos (o ahorros) suficientes. Ayuda también tener clases como alumno para ver como otros profesores trabajan. Y no hace mal preguntar. Por ejemplo en el grupo de Facebook de Óscar. Normalmente las personas están dispuestas a ayudar y a dar consejos.
Para finalizar, ¿Tienes algún comentario que añadir a lo dicho?
Bueno, quería agradecer a Óscar por la oportunidad de compartir mis experiencias y opiniones con sus lectores hispanohablantes. Aprender un idioma siempre significa también conocer una nueva cultura. La posibilidad de hacerse entender y de comunicarse con gente de todo el mundo contribuye a la aproximación de los pueblos. Yo aprendo tanto de mis alumnos como ellos aprenden de mí. He trabajado con personas de España, Rusia, China, la India, Australia, Arabia Saudí, Kenia, Brasil, Estados Unidos etc. A veces tuvimos opiniones diferentes, pero siempre nos respetamos y eso es lo más importante. Por eso sigo trabajando como profesora de idiomas y sigo aprendiendo idiomas.

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
Cerrar menú